Conoce la historia de Evy

El 2020 fue un año difícil para los emprendedores y Evy lo sabe muy bien. Junto a su esposo, puso todos sus esfuerzos en sacar adelante un local donde vendía postres, comidas y clásicos antojitos al paso. Les iba de maravilla, tenían grandes planes, pero la llegada de la pandemia y el alargamiento de la cuarentena les dio un duro golpe. Tuvieron que dejar el local porque no tenían cómo pagarlo, y ambos se quedaron en el aire. Era hora de empezar otra vez y, buscando un trabajo remoto en Facebook, encontró a Favo.

“Ahora dependo de lo que yo gano, de lo que yo genero”

Todo esto le dio a Evy una perspectiva distinta. Quería trabajar, pero también estar más presente en la crianza de sus tres hijos. ¿Dónde iba a encontrar un lugar que le permitiera ganar dinero desde casa? ¿Cómo iba a empezar un nuevo negocio si no tenía ingresos? Favo le dio todas las respuestas. Con productos fáciles de vender y con inversión cero, no tenía nada que perder.

Sacó la agenda de contactos y empezó a generar su cartera de clientes. Cuando ya tenía fidelizados a algunos, tuvo que mudarse a otro distrito y, nuevamente, apretar el botón de inicio. Favo la ayudó a presentarse a sus nuevos vecinos y, hoy, ya goza de la confianza de varios de ellos.

“Al inicio fue difícil, estaba desanimada. Habrán pasado unas semanas para tener la primera venta con ellos – recuerda –. Pero seguí mandando mensajes, vi formas de llegar a ellos y creo que esa perseverancia fue la que hizo que los clientes llegaran a mí”.

Con las ventas de “Supermercado Malufer”, Evy ha logrado obtener su independencia financiera. Ahora es ella la que se da sus propios gustos y los de sus hijos. Se siente capaz de todo: puede cumplir su rol de madre, ayudarlos con las tareas, atender a su familia, mantener activas sus ventas y planear nuevas maneras de seguir creciendo (¡y ganar!) mucho más.

“Favo es el trabajo con el que me siento feliz”

Somos a

Favo

A Favo é uma empresa latinoamericana fundada em outubro de 2019 por Alejandro Ponce, no Peru. Com dois meses de operação em Lima, desembarcamos no Brasil sob o comando de Marina Proença pra sonhar ainda mais alto: vamos revolucionar a forma com que as pessoas fazem compras de supermercado, gerando renda pras famílias. 

A gente trabalha com quem sonha em empreender e tá sem grana pra investir. Acreditamos no poder das relações e que tudo pode ser mais justo quando nos unimos para gerar renda, economia e conveniência.

São muitos os que contam com a gente todos os dias, comprando ou vendendo nossos produtos. Conectamos pessoas e oportunidades, levando benefícios para os nossos parceiros e clientes, facilitando a compra online e simplificando a ida ao supermercado.

Sonhamos juntos e estamos todos do mesmo lado: quem compra, quem vende e quem faz essa relação acontecer.